martes, 9 de diciembre de 2014

Adriana Lubiz presentó su libro sobre el charango argentino


Charanguista y docente, Adriana Rosa Lubiz ha participado en diferentes agrupaciones musicales y es una de las creadoras del importante ciclo de conciertos “Charango Argentino”. Tras años de investigación, que incluyen entrevistas a músicos, docentes y luthiers, recopilación de materiales históricos y diversas fuentes de información, ha llegado el momento de dar a conocer esta obra sobre el devenir de este instrumento en la Argentina.




Presentación del libro
“Caminos de sonidos y colores… ¡Charango argentino!”
Salta y Resto
Salta 799
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina
Sábado 6 de diciembre de 2014

El libro que hoy podemos comenzar a disfrutar es fruto de una minuciosa investigación realizada por la charanguista Adriana Lubiz a partir de 2010, cuando accedió a una beca del Fondo Nacional de las Artes. Es una obra que ha creado gran expectativa, ya que aún no existen suficientes materiales bibliográficos sobre el origen y la proyección de este instrumento de origen andino. Sobre la base de libros y artículos de gran valor testimonial, entrevistas personales a destacados músicos y luthiers, escucha y análisis de discos fundamentales en la historia del charango y otras fuentes la autora nos introduce, con un lenguaje claro y ameno, en el apasionante mundo de este córdofono y su desarrollo en la Argentina. La edición ha sido financiada por el sistema de  venta anticipada, por lo cual la presentación nos permite tener en nuestras manos la flamante obra y también disfrutar de una velada musical muy emotiva con la presencia de importantes artistas invitados.

Adriana Lubiz


En primer lugar, Adriana agradece a cuatro personas gracias a cuya colaboración ha sido posible realizar esta obra: Roxana Rota, Chuli, Gabriel Iglesias y Cecilia García Sampedro. Comienza el primer segmento musical con la interpretación conjunta de Adriana y Gabriel del huayno Ven a mí del compositor William Centellas, una de las personalidades más destacadas en el mundo de la música andina.



Gabriel Iglesias

A continuación, Cecilia García sube al escenario para brindar junto a Adriana su versión de Piedra y camino, hermosa zamba de don Atahualpa Yupanqui. Las acompaña en guitarra Luis Pérez.

Cecilia García Sampedro y Luis Pérez 

Adriana Lubiz hace referencia a los cuatro pilares que sustentan al charango argentino: la interpretación, la construcción, el repertorio y la enseñanza. Cada una de estas categorías está desarrollada ampliamente en el libro. En este evento se hace alusión a ellas a través de la música. Para ilustrar la interpretación habrá música y poesía.  El poema Mariposa de sombra azul está dedicado al poeta tucumano Tati Lazo, quien también ha inspirado las pirpintas (mariposas) que adornan cada una de las mesas. La cueca La arenosa (Leguizamón y Castilla) es compartida en vibrante interpretación con Ariel Carlino, Luis Pérez, Rolando Goldman y Carlos Yacomán.


 Foto: gentileza de Adriana Lubiz


Jorge “Chiquito” Rodríguez, director del conjunto Raíces Incas, ha sido convocado como referente de los constructores. Luthier, compositor e intérprete, Rodríguez acompaña a Adriana en una inspirada versión de su takirari La sombra del nogal. No es un dato menor que Lubiz toque en esta oportunidad el charango N° 1000 realizado por Chiquito, como valoración de su gran aporte al mundo musical.


Video: La sombra del nogal


     
La interpretación colectiva de una Selección de bailecitos cuenta con la presencia de Chiquito Rodríguez y Rafael Pérez Lazarte (guitarras), Pablo Kiernan (percusión) y Eduardo Fioravanti (charango).








El tercer pilar que sustenta al charango argentino es, según  Lubiz, el repertorio. Según Héctor Stafforini “nosotros y los chilenos somos más ‘meteretes’, más de ir a ver todo, de hacer todo lo que puedo hacer. ¡¡Tocamos de todo!!...” Efectivamente, el repertorio interpretado en Argentina no se limitó a las obras de raíz folklórica, sino que se tocan en charango diferentes estilos musicales. El instrumento pasa de ser un mero acompañamiento a ser valorado como tal, con todas sus posibilidades. Como muestra de este repertorio, Adriana toca la Zamba del duraznillo (Hamlet Lima Quintana y Oscar Alem) junto a Luis Pérez (guitarra) y Walter Barrios (percusión). Bailan Aurora y Damián.



Video: Zamba del duraznillo


Una de las sorpresas de la noche es la actuación de Margarita Lubiz, mamá de Adriana. Juntas interpretan el takirari Sentimientos, de Carlos Ochoa. Simpático dúo de charanguistas que se lleva la ovación del público. Le sigue el muy conocido vals El diablo suelto de Heraclio Fernández. Canta y toca el cuatro Luis Pérez, mientras que Rolando Goldman y Adriana ejecutan el charango.

El cuarto pilar, la enseñanza, está dedicado a Ligia de Vázquez, Arnoldo Pintos y Martha Pezzano, maestros en los que Adriana reconoce “una fecunda tarea que ha permitido difundir el instrumento”. Uno de los docentes de la artista es Héctor Toro Stafforini, quien da a conocer su versión solista del tema tradicional Kara Llanta.


HéctorToro Stafforini


En 1984 surge la Escuela Taller de Artes y Artesanías Folklóricas de Morón (ETAArF), fundada por los hermanos Nora y Bernardo Di Vruno. Este proyecto hecho realidad cuenta desde sus inicios con dos departamentos: textilería y música, llevados a cabo con esfuerzo y profunda vocación docente, integrando al charango como uno de los instrumentos más importantes. Esta tarde Bernardo se encuentra en la sala para compartir con Adriana y con nosotros una Selección de chamamés. Daniel Medina los acompaña en guitarra.


Video: Chamamés


Otro de los grandes maestros mencionados por Adriana es Arnoldo Pintos, autor de métodos de eneseñanza de guitarra, charango y aerófonos andinos. En su honor podemos escuchar la chacarera La suerte rota, de Héctor Pais y Carlos Vilanova. Adriana (canto y charango), Luis (canto y guitarra) y Carlos Vilanova (guitarra) protagonizan una de las interpretaciones más emotivas de esta tarde.


Video: La suerte rota    


Corría el año 2001. Al regreso de un Congreso de Charango en Bolivia, Adriana, Luis y Carlos Ochoa plasman la idea de realizar algo similar aquí en Argentina y así surge el ciclo de conciertos “Charango Argentino”, realizado desde entonces en la Ciudad de Buenos Aires, difundiendo las diferentes facetas musicales de este instrumento. El próximo tema es una creación de Carlos Ochoa, la cueca Sierras, tocada por los tres responsables del mencionado ciclo.  Todos ellos permanecen en el escenario, sumándose Damián Ranieri, Marga Lubiz, Rodolfo Piluso, Raúl Villalba y Marcelo Meza para ofrecer su versión de la Cuequita de los coyas (Oscar Valles y Antonio Pantoja).



Antes del cierre, un homenaje a uno de los conjuntos fundados por Adriana Lubiz en 1990. Se trata de Abya Yala, de cuya formación original sólo permanece Horacio Salazar (aerófonos andinos). En esta ocasión tocan con ellos  tres de los integrantes actuales del grupo: Oscar Russo (guitarra), Javier Moreira (charango) y Ernesto Salazar (percusión). La melodía elegida es Pampa Lirima de Roberto Márquez, director del grupo chileno Illapu.


 Video: Pampa Lirima


Al generoso espectáculo musical se suma la proyección del cortometraje documental “Caminos de sonidos y colores” producido por Chuli, a través del cual dan su testimonio sobre la obra de Adriana Lubiz artistas, luthiers y colaboradores del quehacer de Charango Argentino. Como cierre, un brindis con una copa de champaña y el toque colectivo de Arbolito /La bolivianita (cueca tradicional).

Nuestro especial agradecimiento a
Adriana Lubiz
Horacio Salazar
Chuli

Foto: gentileza de Adriana Lubiz



Quienes deseen adquirir el libro pueden comunicarse al correo electrónico caminosdesonidosycolores@hotmail.com

Web:
www.facebook.com/CaminosdeSonidosyColores


No hay comentarios:

Publicar un comentario