miércoles, 22 de octubre de 2014

Urubamba en histórico concierto



El legendario conjunto, conocido inicialmente como Los Incas, realizó una gran presentación en la Biblioteca Nacional. Es la primera de una serie de actuaciones en Argentina, que incluyen las ciudades de Paraná, Santa Fe y Buenos Aires.

 
 

Charangos del Mundo presenta a
Urubamba en concierto

Biblioteca Nacional Mariano Moreno

Auditorio Jorge Luis Borges

Agüero 2502

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Argentina

Domingo 19 de octubre de 2014

 

El conjunto Los Incas nace en 1956 en París, ciudad que por entonces estaba considerada la Meca de la música latinoamericana. Sus integrantes originales eran Ricardo Galeazzi, Carlos Ben-Pott, Elio Riveros y Narciso Denbourg. Poco tiempo después, el músico porteño Jorge Milchberg es convocado para reemplazar a Galeazzi y debe conseguir un charango. En aquella época no era habitual conseguir uno de estos instrumentos en Buenos Aires, pero la madre de Jorge, en incasable búsqueda, consigue un charango en un banco de empeños. Aquel instrumento, costoso y de muy buena calidad, ha sido con el que Milchberg ha grabado los discos más difundidos de Los Incas y Urubamba (el nombre que toma el conjunto a finales de los años 60). Esta anécdota, contada por el propio protagonista como homenaje a su madre, forma parte de la exquisita presentación del conjunto en la Biblioteca Nacional.
 

Jorge Milchberg  
 
 

 

 
El conjunto interpretaba desde sus comienzos una versión de El cóndor pasa, baile en ritmo de kashwa que forma parte de la zarzuela homónima escrita por Daniel Alomía Robles en 1917. El músico estadounidense Paul Simon escuchó la versión arreglada por Jorge Milchberg  en el Théâtre de l'Est parisien y solicitó su permiso para grabarla en un álbum del dúo Simon & Garfunkel. El disco, publicado en 1970, incluyó una versión con letra en inglés titulada El cóndor pasa (If I could) que inició una serie de colaboraciones entre Simon y Urubamba. El conjunto formó parte de la gira de Simon entre 1973 y 1974, y este último año grabó un disco muy difundido, producido artísticamente por el compositor norteamericano. Por Urubamba han pasado músicos muy destacados como Mariano Uña Ramos, Jorge Cumbo, Emilio Arteaga y Juan Dalera, entre otros .En esta oportunidad forman parte de él su histórico director Jorge Milchberg (charango), Olivier Milchberg (guitarra y vientos), María Elena Medina (cello y canto) y Fidel Guigui (vientos).
 
Olivier Milchberg
 
 
El albazo El canelazo (difundido en algunos discos como Abra la puerta) es un tema tradicional ecuatoriano cuyo título alude a una bebida alcohólica en base a aguardiente, azúcar y agua de canela que se bebe caliente en algunas regiones andinas. El tema siguiente, Khorti poncho, del repertorio boliviano, es “uno de los más profundos” en opinión de Milchberg; el conjunto lo interpreta con gran expresividad acentuada por los toques del bombo, a cargo de María Elena. Quena, sikus y charango le imprimen su nostálgica belleza.
Con peculiar introducción en charango comienza esta versión de El cóndor pasa (Daniel Alomía Robles), una de las composiciones más difundidas de Urubamba. En esta oportunidad se enlaza con otro tema instrumental, Sikuris (también conocido como Sikuriadas) que forma parte de la tradición andina. Guitarra, cello, sikus (zampoña), quenacho y charango logran un alto nivel de emotividad. Vasija de barro (Gonzalo Benítez y Luis Alberto Valencia) , grabada por sus autores en 1950, es una de las canciones más difundidas del repertorio andino ecuatoriano. La voz de María Elena Medina agrega aún más belleza a esta composición.  
 
 
María Elena Medina
 
 
 
Los homenajes también forman parte del repertorio de Urubamba. El primero de ellos recuerda a Martín Torres, guitarrista nacido en General Villegas que tocó con Los Incas en su primera etapa. A él le está dedicada la Melodía trunca. Julio Cortázar (1914 -1984), uno de los escritores argentinos más difundidos, es evocado a través de Cronopios, una hermosa melodía con ciertos aires tropicales. El cello evoca fragmentos de la conocida composición Alma llanera , de Pedro Elías Gutiérrez. Más vale trocar, parte de una cantata de Juan del Encina (1468 -1529), trae a nuestros tiempos la figura del poeta, músico y autor teatral del Prerrenacimiento español. Por otra parte, el charango tiene su propio homenaje en la Canción de cuna, con reminiscencias de los años 70.
 
 
Fidel Guigui
 
 
La voz de María Elena protagoniza momentos notables del recital. El eco, gran composición de Milchberg, ha sido grabada como tema instrumental en diferentes oportunidades. Hoy podemos disfrutarla con su letra original. Con muy buena entonación y el toque nostálgico del violoncello, María Elena lleva la composición a su máxima expresión. Vientos y charango acentúan la profundidad del mensaje artístico, tal como puede apreciarse en el video.
 
Video: El eco
El norte sudamericano está representado en dos lindas canciones: A fuego lento, tradicional de Colombia, y Tonada del cabrestero, del compositor venezolano Simón Díaz son vertidas con excepcional belleza por María Elena Medina, acompañada por Olivier y Jorge Milchberg. El concierto cierra con dos composiciones del director del conjunto: Sinergia, con elementos musicales más contemporáneos (el cello complementa excelentemente las melodías de la guitarra y el charango) y Túsuy (“baila” en idioma quechua) trae un exquisito equilibrio entre tradición y modernidad. Fidel Guigui, realiza  un lindo dueto de sikus con Olivier, mientras que la melodía del violoncello una vez más lleva la música de Urubamba a su más alto nivel.
 
Agradecemos especialmente la colaboración de Ana Saladino (Charangos del Mundo)

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario