jueves, 11 de septiembre de 2014

Pilo García: los fascinantes caminos del charango


El músico bonaerense Pilo García, con una trayectoria de más de veinte años en el mundo artístico, realiza presentaciones esporádicas mientras trabaja en importantes proyectos discográficos. El ciclo “Noche de Cine y Música”, ofrecido en una residencia particular de la zona norte, nos permite el reencuentro con el artista. Tras la proyección de la película “Humano”, que cuenta con dos melodías originales de Pilo, el charango vuelve a sonar en las manos y el corazón de uno de los músicos más creativos de estos tiempos.

 
 
El segundo semestre de 2013 encuentra a Pilo García abocado a la edición de importantes proyectos. El primero de ellos es el estreno de la película “Humano (Sudamérica renace)” del joven director Alan Stivelman, que cuenta con dos creaciones originales compuestas especialmente por Pilo para esta cinta. El segundo proyecto es la campaña para el financiamiento colectivo de lo que será su disco “Del otro lado”. Poco tiempo antes de estas concreciones, el músico viaja a la primera edición peruana del Festival Internacional Sonamos Latinoamérica, donde actúa junto a la cantautora Marina Luppi y comparte el espíritu colectivo del evento junto a artistas locales y de otros países sudamericanos.
El evento “Noche de Cine y Música” se realiza en una casa particular de San Isidro, a través de un sistema de reserva previa . La proyección de la película “Humano”, autorizada especialmente por su director, se realiza en un ambiente distendido, con mayoría de público joven y ávido de conocer este tipo de producciones concretadas por fuera de los parámetros estrictamente comerciales. Alan Stivelman, guionista y director, es también el protagonista principal del filme. En él, encarna a un joven abrumado por un sinnúmero de cuestiones existenciales que se aleja de la gran ciudad en busca de algo que le permite aliviar ese estado. Viajando por el altiplano, Alan se encuentra con Plácido, un paqo (especie de chamán o sacerdote andino) quien intentará ayudarlo a reencontrarse consigo mismo y en armonía con el mundo que lo rodea, venciendo ocultos temores.
Finalizada la película, Pilo participa en el debate y las opiniones acerca de la obra. Ante la ausencia de su realizador, quien se encuentra en Europa, el músico dio su parecer desde su propia labor de compositor y el proceso  llevado adelante para crear dos de los temas instrumentales incluidos en “Humano”. Tras un exquisito locro preparado por los anfitriones, Leandro y Florencia, llega el momento de escuchar los acordes del charango, que nos transportan en un viaje imaginario por escenarios similares a los de la película. El primero de los temas es ADN (Humano), una de las composiciones apreciadas en el filme mencionado. Tras la aparente sencillez de la melodía, elaborados acordes aportan una sofisticada trama musical. La quebrada de Juella, a 6 kilómetros de Tilcara, en la provincia de Jujuy, fue noticia en 2008 no por su indudable belleza natural que incluye sus valles frutales, sino por el intento de instalar una mina de uranio en esa zona. El periodista y abogado jujeño Héctor Tizón ha sido una de las personalidades que junto a los vecinos autoconvocados se movilizaron para frenar ese proyecto altamente contaminante. Estos motivos inspiraron a Pilo a crear su obra instrumental titulada sencillamente Juella. Los ríos Caleufú y Correntoso, ambos en la provincia patagónica de Neuquén, traen otros aires, quizá más instrospectivos. Correntoso posee una marcada impronta rockera que forma parte de las inspiraciones del artista; el tema  desarrolla climas y estructuras que atraen completamente la atención del oyente. Una línea similar, musical y geográficamente, es la que puede apreciarse en Confluencia, intenso coloquio de cuerdas.
 
Portada del CD "Del otro lado"
 
 
 
Regresamos al norte a través del huayno Muy temprano, homenaje al padre de uno de los queridos colegas de Pilo; por otra parte, el artista distingue a su amigo Fred Arredondo en un tema reposado titulado Apurímac, que evoca este departamento del sur peruano, cercano al Cusco. Aun más al norte, en Ecuador, es tradicional el ritmo del sanjuanito. Una melodía popular titulada Pobre corazón es recreada por Pilo muy a su manera, es decir, con el espíritu de la obra original y a su vez con estilo propio y bien definido. Este segmento que honra a distintas personalidades y creaciones latinoamericanas finaliza con una linda versión de La partida, una de las composiciones más conocidas de Víctor Jara, quien la grabara junto al conjunto Inti-Illimani a principios de la década de los 70.
 
 
Francisco García Erize
 
 
El cierre del evento está dado por la actuación conjunta de Pilo García y Francisco García Erize, quien presenta y ejecuta el instrumento llamado Sattva Pan, realizado con acero resonante. Según cómo se toque asemeja su sonido a los del udu o a los del cuenco tibetano. Está diseñado para ser tocado con las manos y consta de unas ocho notas en su parte superior y siete u ocho notas elípticas. Pilo y Francisco realizan una primera ejecución a la que llamaremos Improvisación 1, en charango y sattva pan respectivamente, mientras que en una segunda oportunidad intercambian instrumentos para ofrecer al público oyente resultados sorprendentes en los variados matices de las cuerdas y las notas percutidas.
 
Pilo García y Francisco García Erize
 
 
 
Agradecimientos especiales a
Pilo García
Leandro Sciancalepore

1 comentario:

  1. Gracias Hugo! Acabo de leer esta crónica de las Noches de Cine y Música. Un abrazo y nos vemos en un próximo encuentro :)
    Leandro y Florencia

    ResponderEliminar