domingo, 16 de diciembre de 2012

Freddy Torrealba en Buenos Aires

 
Noche de Charanguistas
 
Teatro de la Media Legua
 
Aristóbulo del Valle 199
Martínez (Buenos Aires)
 
Viernes 14 de diciembre de 2012
 
 
 
 
Realizada, por razones de fuerza mayor, en una sede distinta a la habitual, la última Noche de Charanguistas de 2012 ha contado con la presencia estelar del afamado músico chileno Freddy Torrealba. Creador de numerosas piezas instrumentales, Torrealba es una de las grandes referencias para los charanguistas argentinos, por su excepcional nivel creativo y técnico que lo sitúa entre los mejores ejecutantes de este instrumento en el mundo entero.
Como es habitual, los anfitriones Patricio Sullivan (charango) y Juan Pablo Gau (guitarra) protagonizan la primera parte del evento. En esta fecha les acompaña un invitado “de lujo”: Fidel Guigui (aerófonos), integrante de la renombrada agrupación Urubamba. La fiesta musical da inicio con los acordes de El canto del tero tero, de Ricardo Vilca (1953-2007), músico originario de Humahuaca, Jujuy, definido por sus colegas como un hombre “de gran sensibilidad” y cuyo talento es reconocido allende las fronteras de nuestro país. En esta obra, la guitarra parece imitar, tal como sugiere su nombre, el canto de esa ave.

 
 
 
Tres composiciones de Patricio Sullivan nos adentran en un universo sonoro que mixtura aires folklóricos con originales sonoridades. La primera de ellas es el aire de cueca Manantial, cuya melodía conlleva intensidad e interés. Detrás de las palabras, de reciente creación, es una linda melodía dedicada por Patricio a su esposa Alejandra. Por su parte, el huayno Cholita es una obra bella, creativa. La versión original cuenta con letra de Juan Gau pero esta vez el dúo nos ofrece una recreación enteramente instrumental.
Juan Gau
 
    
      
Juan Falú, otro destacado creador argentino, nacido en Tucumán, está presente a través de dos obras  de su autoría: Ututa y la chacarera De la raíz a la copa.
Guarambaré es una antigua ciudad paraguaya, fundada en 1538, que actualmente forma parte del Departamento Central. En ella se desarrolla anualmente el Festival del Takuare'ê (caña de azúcar), en el que se dan cita artistas de ese y otros países de América y Asia desde 1977. Presenciando ese evento en el año 2000, Patricio Sullivan queda maravillado por el sonido del arpa paraguaya, que lo inspira a componer un tema instrumental que titula sencillamente Guarambaré. Si bien la melodía tiende a evocar el sonido del arpa, la recreación en charango mixtura esos aires con sonidos andinos y, curiosamente, los compases centrales de la obra recrean elementos del españolísimo flamenco.

 Patricio Sullivan
 
 
Finaliza la primera parte del recital con la hermosa Sikuris, compuesta por Jorge Milchberg, que cuenta con la valiosa participación en vientos de Fidel Guigui.
Fidel Guigui
 
Nacido en 1966 en Santiago de Chile, Freddy Torrealba mostró tempranas inclinaciones por la música. A sus once años conoce las sonoridades del charango, pero no es sino en 1981 que cuenta con el instrumento, del cual ya no se separará nunca. Freddy cuenta con una importante formación musical (especialmente en guitarra y charango), lo que se suma a sus excepcionales dotes artísticas y técnicas. A lo largo del recital, el artista nos brindará, sólo con su charango, un universo sonoro que trasciende el repertorio tradicional, contando con adaptaciones de temas escritos para otros instrumentos, canciones populares, melodías barrocas y creaciones propias de enorme valía.
Freddy Torrealba
 
 
Una linda Selección de valses inaugura este segmento musical. En ella subyace el homenaje a una de las creadoras más importantes de Chile, Violeta Parra, quien interpretara con maestría los temas tradicionales Qué pena siente el alma y La petaquita. Del universo musical andino nos llegan, en preciosas ejecuciones, dos temas muy conocidos. El primero es la canción incaica Vírgenes del Sol, compuesta por el creador peruano Jorge Bravo de Rueda (1895 -1940) y popularizada por la soprano Yma Sumac. El segundo tema nos lleva a Bolivia: se trata de Mis llamitas, de Ernesto Cavour.
El universo musical de Torrealba no reconoce fronteras. Por ello desde los Andes nos trasladamos al cálido Brasil, a través del célebre Samba de uma nota só, de Newton Mendonça y Antonio Carlos Jobim. Impecable recreación que reafirma el innegable talento de Freddy Torrelba.
 
 
La generosidad del músico santiaguino nos permite conocer a Rubén Insaurralde, charanguista muy joven, que por amor al instrumento comenzó como autodidacta, escuchando y observando a grandes músicos latinoamericanos. Rubén nos ofrece su versión de El arriero, estudio para charango del mítico creador boliviano Mauro Núñez. El tema posee cierta complejidad que requiere de un gran conocimiento y destreza en la ejecución, condiciones que Rubén Insaurralde demuestra con gran talento, augurándosele un futuro promisorio en el arte musical.
Rubén Insaurralde
 
Freddy Torrealba vuelve a presentarse en escena para presentarnos dos obras propias. Quiebradedos, basada en su relación con los avatares del instrumento y su interpretación, no parece muy llamativa en principio pero cobra interés a medida que aumenta la velocidad de su ritmo. Es en esta parte donde Torrealba muestra su gran destreza con el charango. La segunda obra se titula Mar para Bolivia, que tan sólo con el título manifiesta una toma de posición en un tema polémico en su país. La composición parece mixturar aires de huayno y cueca, como queriendo fundir y estrechar los lazos entre ambas naciones.
 
Dos jóvenes músicos residentes en Francia, Gabriel Oyarzún y Damien Gorodja, a quienes Freddy conoció en gira europea, nos brindan interesantes recreaciones. En avant blonde, vals tradicional bretón interpretado en acordeón y guitarra es una linda demostración del arte del país galo. Una curiosa versión en charango (Gabriel) y guitarra (Damien) del reggae Concrete jungle, da cuenta de la versatilidad del primer instrumento citado.
Damien Gorodja
 
Gabriel Oyarzún
 
Para finalizar esta breve pero interesante presentación, ambos músicos interpretan a capella un tema tradicional de Gascuña (Gascogne) titulado Rossignol.
 
El segmento final del concierto está marcado por obras muy particulares, de gran arraigo en el público. Aunque sus orígenes son diferentes, muchos de estos temas musicales son reconocibles porque forman parte del acervo popular. Tal el caso de Taquito militar, milonga – candombe compuesta por Mariano Mores en 1952 y la Invención N° 8, de Johann Sebastian Bach. Se denomina “invención” a una composición musical de corta extensión con estructura contrapuntística a dos voces. Una lograda transcripción para charango logra sortear las dificultades para sonar plena en las cuerdas de este noble instrumento.
 
Hiperkinético es una composición que posee aires de música docta mixturados con sonoridades del repertorio folklórico para charango. En la célebre Camino a Potosí se suman Patricio, Juan y Fidel para ofrecer una lindísima versión de este tema. De igual manera suena La partida, uno de los temas instrumentales de Víctor Jara que logró mayor repercusión.
 
La despedida de Freddy Torrealba es a través de su interpretación solista de Puelche, una de sus grandes creaciones. El título, que significa “gente del este” en mapudungun, el idioma de los mapuches, alude a ese pueblo y también al viento cordillerano.  Puede apreciarse la interpretación en el video adjunto. Se cierra así la temporada 2012 de uno de los ciclos que nos permite disfrutar mes a mes del universo latente en las cuerdas del charango.


Video: “Puelche”

© Trova Andina y Freddy Torrealba
Agradecimientos especiales:
A cada uno de los artistas participantes
A Melina Eva Sullivan
 
Más información:

 

1 comentario:

  1. Gracias Hugo por esta ilustrada columna, que nos mantiene ligados a esta pequeña guitarrilla con los hermanos de Argentina y del mundo. Ojalá pudiéramos contagiarnos con esta maravillosa iniciativa de Noche de Charanguistas, que reúne y nos da la posibilidad de conocer a los nuevos talentos del charango y a los maestros que nos nutren, como Freddy Torrealba y Patricio Sullivan.
    Felicitaciones por el registro gráfico de una noche al parecer mágica.

    Saludos fraternos desde Chile
    Sergio Reyes

    ResponderEliminar