lunes, 28 de septiembre de 2015

Urubamba en Tigre


El mítico conjunto de música andina se presentó en esta ciudad del conurbano bonaerense ante una nutrida audiencia.





Recital de Urubamba – Los Incas
Museo de la Reconquista
Padre Castañeda 440 esquina Liniers
Tigre
Provincia de Buenos Aires
Argentina
Domingo 27 de septiembre de 2015



Según Jorge Milchberg, “Urubamba no es un grupo, nunca lo fue. Urubamba es un encuentro”. Es por ello que ninguna presentación es similar a otra, más allá de la excelencia de los músicos convocados. Este encuentro nace en París en 1956 bajo el primigenio nombre de Los Incas. Su primera formación contaba con Carlos Ben-Pott, Elio Riveros, Narciso Denbourg y Ricardo Galeazzi. Poco tiempo después Jorge Milchberg fue convocado para reemplazar a este último y tras una difícil búsqueda en Buenos Aires su madre le consiguió un costoso charango de concierto. En aquella época éste era un instrumento prácticamente desconocido en esa ciudad.


Jorge Milchberg

En una primera etapa Milchberg firma sus propias composiciones bajo el seudónimo El Inca. Son de esta época los temas instrumentales El viento, Lago Poopó, Cora se durmió y Kacharpari. El éxito obtenido en Europa por los conciertos y los discos de Los Incas se replica en el continente americano gracias a la ayuda de Paul Simon, fascinado con la versión de El cóndor pasa arreglada por Los Incas.  En ese momento (principios de los 70), la formación es conocida como Urubamba, nombre tomado de una de sus creaciones. El disco producido por el célebre integrante del dúo Simon & Garfunkel vende millones de ejemplares en todo el mundo y es el único que se ha reeditado en formato CD en la Argentina. Su forma novedosa de componer y recrear melodías basadas en la raíz folklórica andina es el principal sustento de Urubamba, el cual lo posiciona en la preferencia del público amante de este género.

En los últimos años los argentinos hemos podido disfrutar las actuaciones de Urubamba – Los Incas en diferentes eventos: el Festival Internacional Charangos del Mundo (Buenos Aires, 2010), el ciclo “Noche de Charanguistas” (octubre de 2012 y agosto de 2013 en Buenos Aires) y en el Festival Internacional “Sonamos Latinoamérica” (Santa Fe y Paraná, octubre de 2014), entre otros. A su reciente actuación capitalina inaugurando “La Noche de los Vientos” se suma este recital para los vecinos de la región metropolitana norte.

Museo de la Reconquista


El Museo de la Reconquista es un antiguo edificio que fue hogar del comerciante español José Martín Goyechea cerca del año 1800. Actualmente alberga armas, documentos, retratos, uniformes, documentos, atuendos y vajilla de la época virreinal. Entrando a través de un colorido antejardín esperamos a que se abran las puertas de la sala de conciertos que también alberga esta antigua mansión del Tigre. Cuando Urubamba – Los Incas se presenta en escena, don Jorge Milchberg nos cuenta sus comienzos en esta actividad. Lo acompañan su hijo Olivier Milchberg (aerófonos, guitarra y bombo), Teresa Méndez (canto), Pablo Trosman (guitarra) y Fidel Guigui (aerófonos).

                     
Olivier Milchberg

La primera melodía que podemos disfrutar se titula Huayno y Tundiki, que fusiona el huayno (del quechua wayñu), ritmo de origen peruano, y el tundiki, música de un baile que mixtura lo africano con expresiones indígenas latinoamericanas. La melodía se fusiona con el comienzo de Abra la puerta (El canelazo), un tema popular andino muy conocido también en la versión de Inti-Illimani. De Colombia es la hermosa canción A fuego lento, para especial lucimiento de Teresa, acompañada por un sutil “entramado” de cuerdas sonoras.


Teresa Méndez


Llega la esperada versión de El cóndor pasa (Daniel Alomía Robles, arreglos de J. Milchberg). La famosa composición musical, declarada en Perú “Patrimonio Cultural de la Nación”, fue escrita en 1913. La melodía que conocemos es la parte final de la zarzuela dramática compuesta por Alomía Robles (1871 – 1942) y ha sido grabada por infinidad de músicos y conjuntos, entre ellos el recordado guitarrista y compositor argentino Eduardo Falú, la cantante peruana Yma Sumac, el tenor Plácido Domingo y el conjunto Illapu. La recreación  de Urubamba es algo lenta y refinada, sin las estridencias de otras versiones, apegándose a su estilo interpretativo. Antes de finalizar el tema Fidel Guigui toma su sikus y comienza a tocar otra melodía de notable belleza: Sikuris

Fidel Guigui


Vasija de barro es una canción ecuatoriana inspirada en una obra plástica de Oswaldo Guayasamín. Su letra ha sido escrita por Jorge Carrera, Hugo Alemán, Jaime Valencia y Jorge Adoum, quienes no suelen figurar como autores. La música es de Carlos Gonzalo Benítez y Luis Alberto Valencia, quienes a finales de 1950 la difundieron mundialmente. Teresa tiene a su cargo la interpretación de esta profunda obra, tanto en música como en poesía. Pablo Trosman, vecino de Tigre, es uno de los músicos argentinos más reconocidos. En esta oportunidad se luce tocando con delicada musicalidad los acordes de cada melodía en su guitarra.

Pablo Trosman


Milonga trunca y Canción de cuna (J. Milchberg) son dos melodías que Urubamba suele interpretar en forma conjunta. Han formado parte del exquisito concierto que cerró el Festival Charangos del Mundo 2010 en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires. La primera obra está dedicada a la memoria del guitarrista villeguense Martín Torres y la segunda ha surgido de sutiles notas del charango. Al delicioso coloquio de cuerdas se asocia Fidel tocando alternativamente quena y quenacho.

El canto aparece nuevamente en una antigua composición de Juan del Encina (1468 – 1529) titulada Más vale trocar. Le sigue un lindo homenaje al escritor Julio Cortázar, Cronopios, con ciertos aires caribeños y cuya coda se dice inspirada en la obra musical de Piotr Chaikovsky.




En Ya es tiempo de milonga las cuerdas son protagonistas excluyentes: Olivier y Pablo tocan guitarra y Jorge su charango. Alternando los diferentes estilos, retorna la canción a través del tema Si tú me olvidas (o De terciopelo negro), de Jorge Araujo Chiriboga. Ha sido compuesta en 1938 basada en coplas de Santos Vega (siglo XIX). Teresa Méndez deleita una vez más al público con su calidez y profesionalidad. Antes de la última parte llega Túsuy (J. Milchberg), tema instrumental en el que Olivier toca sikus y bombo, instrumento presente en muchas de las interpretaciones pero que está semi oculto en el escenario.

Según nos cuenta don Jorge, su composición El viento, que ha sido grabada en uno de los primeros discos de Los Incas, se convirtió en un verdadero éxito en Argentina en 1982. Al magnífico dúo de quenas (Olivier y Fidel) se suma el hallazgo del punteo de guitarra a modo de bajo continuo, acompañados todos ellos por el exquisito rasgueo del charango.  Finaliza el recital con la melodía La chinita (J. Milchberg), un tema vivaz y muy rítmico a modo festivo.



Agradecemos especialmente a Ana Saladino las facilidades brindadas para la realización de esta crónica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario