martes, 13 de agosto de 2013

Charangoentrío y Federico Abuyé en Noche de Charanguistas

 

NOCHE DE CHARANGUISTAS

ESPACIO TUCUMÁN

Suipacha 140

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Viernes 9 de agosto de 2013

 

A la renovada formación de Charangoentrío se suma la participación especial del artista plástico Federico Abuyé.
 
 
 
El conjunto Charangoentrío surgió en 2006 aunando el talento de los músicos Patricio Sullivan (charango y ronroco), Juan Gau (guitarra) y Julián De Santis (percusiones y voz). Desde aquel año, el grupo actuó en importantes escenarios, incluyendo Festivales y presentaciones en emisoras de radio y televisión. Su primer CD aparece en 2010, plasmando la excelente propuesta artística.
Patricio ha publicado un primer disco solista en 2006 (“Sonidos sencillos”) además de compartir la autoría con Daniel Navarro de “Los secretos del charango”, método didáctico editado un año antes. Como solista ha actuado en América Latina y Europa, compartiendo escenario con Freddy Torrealba, Martín Páez de la Torre y Carlos Calvache,  entre otros grandes artistas.
 
 
Patricio Sullivan
 

 
Juan es compositor e intérprete de guitarra, además de desempeñarse como periodista de espectáculos musicales. Junto a Patricio es creador del ciclo que nos ocupa, “Noche de Charanguistas”, que desde 2011 se realiza mensualmente a partir del segundo semestre de cada año.
 
Juan Gau



Tras la desvinculación de Julián de Santis de Charangoentrío, Juan y Patricio convocan, muy acertadamente, al experimentado músico Fidel Guigui, nacido en 1962 en Buenos Aires. Conocimos a Fidel formando parte del mítico conjunto Urubamba, dirigido por su creador, Jorge Milchberg. Fidel aporta a Charangoentrío el mágico sonido de los aerófonos, brindando renovados aires al repertorio del este grupo.

Fidel Guigui
 

En esta segunda Noche de Charanguistas de 2013 participa por primera vez un artista plástico. Se trata de Federico Abuyé, quien plasma su obra gráfica acompañado por la maravillosa música que nos brindan los habituales anfitriones del ciclo.

Federico en pleno proceso creativo
 
 
La conjunción de charango, guitarra y vientos se da magníficamente en una obra muy animada, Un sol, de Fidel Guigui. Del citado Jorge Milchberg podemos disfrutar su célebre Urubamba, en una versión tocada un poco más lenta que la original. Su nombre recuerda el río que atraviesa el Huayna Picchu, en la ciudadela inca perteneciente al Cusco, Perú. Sigue una línea cercana el inspirado huayno Cholita, de Sullivan, inspirado en una niña de Maimará (Jujuy).

 
 
 

 

De la raíz a la copa es una de las creaciones de Juan Falú que suelen interpretar Juan y Patricio. En esta ocasión, Fidel interpreta el bombo, sumando una linda variante a la versión del trío. Por su parte, Juan Gau aporta dos obras propias, inspiradas en grandes creadores: nada menos que Eduardo Galeano y Atahualpa Yupanqui. El escritor uruguayo ha dado pie, a través de uno de sus relatos, a la imaginación de Juan para crear la canción litoraleña Dulce y misterio. Se trata de una melodía muy interesante, que transmite tranquilidad y musicalidad. La Vidala de la noche oscura trae a colación la clasificación hecha por Don Ata de las “especies folklóricas”. Según el recordado compositor, hay géneros musicales que no son aptos para bailar y que nacen de noche. Tal sería el caso de la vidala. La creación de Juan aporta interesantes elementos musicales. Fidel, a través de la quena, imprime a la obra sugestivos aires andinos hacia el final de la misma.

 
 

Mientras Federico continúa dando pinceladas a su cuadro, escuchamos Manantial, aire de cueca cuyana. De los Andes mendocinos subimos nuevamente a Jujuy. Ricardo Vilca, inspirado compositor nacido en esta hermosa provincia, ha manifestado su amor por la música barroca emulando las fugas de Johann Sebastian Bach en su obra Carnaval, misterio y fuga. El motivo se luce plena y llamativamente en las sonoridades del charango.

 
 
 

Sikuris (nombrada también Sikuriadas) es una melodía típica de Puno. Conocida en la muy difundida versión del conjunto chileno Inti-Illimani, en esta oportunidad es vertida en base a los arreglos de Jorge Milchberg. De los sonidos andinos vertidos en plenitud por Charangoentrío pasamos a la serena composición de Patricio titulada Su niñez me dio un motivo. Está inspirada en sencillos arpegios logrados por su pequeña hija, en tierna anécdota familiar.

 

Una nueva obra de Fidel Guigui, aún sin nombre, fue cobrando forma a partir del aporte de cada uno de los integrantes del trío. Surgió el título provisorio Mandela, relacionado con la admiración de los músicos por el líder sudafricano, aunque la creación no posee inspiración en ritmos del “continente negro”. En esta oportunidad, Fidel interpreta charango a dúo con Patricio.

Patricio, Juan, Federico y Fidel (de izq. a der.)
 
 
Chacarera Ututa (Juan Falú) es otro de los “clásicos” de Patricio y Juan, en linda versión con bombo. A continuación, Juan Gau recita parte de los versos del Manifiesto, de Víctor Jara, para dar lugar a otra creación del multifacético creador chileno: La partida, una de sus obras instrumentales más difundidas. Una vez más, Fidel aporta a través de sus vientos andinos los especiales matices que sólo brindan estos instrumentos. Hacia el final, otra obra muy celebrada: Camino a Potosí, de Freddy Torrealba. El cierre del concierto permite apreciar la pintura de Federico Abuyé tal como la imaginara el artista.
 
 
Obra de Federico Abuyé
 
 

NOCHE DE CHARANGUISTAS
Producción artística: Patricio Sullivan y Juan Gau
Coordinación y programación de auditorio: Roberto Zerdá
Sonido de sala: Horacio Salazar
 

 

 Más información:

 
 
 
 

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario