domingo, 21 de junio de 2015

Illapu en Buenos Aires, con sentido y razón


El conjunto chileno presentó su nuevo disco a sala llena, deleitando a sus seguidores con las canciones más recientes y los clásicos de su repertorio

 

Illapu presenta

“Con sentido y razón”

ND Teatro

Paraguay 918

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Argentina

Viernes 19 de junio de 2015
 
 

 
 
El grupo Illapu se formó en Antofagasta, norte de Chile, en 1971.  Estuvo integrado originalmente por los hermanos Roberto, Jaime, Andrés y José Miguel Márquez junto a Osvaldo Torres.  En 1972 viajan a Santiago, la capital del país, donde graban su primer disco titulado “Música Andina” y se presentan en diferentes festivales como “Norte Andino” en Calama y “Viña del Mar” en la ciudad del mismo nombre. Debido al golpe de Estado y la represión existente a partir de septiembre de 1973, el grupo presenta su segundo disco, “Chungará” en 1975. Un año después aparece “Despedida del pueblo” que incluye el “Candombe para José” de Roberto Ternán, canción que llevará a Illapu a un alto grado de popularidad.  Según Roberto Márquez “hablar de pueblo en Chile era casi subversivo y la canción hablaba de un pueblo olvidado, que obviamente la gente en Chile lo relacionó con esa historia anterior, que es la que se había ahogado a sangre y fuego(…)”. Esta popularidad hizo que el régimen militar de Pinochet comenzara a poner la mira en el grupo. El 7 de octubre de 1981, cuando el conjunto regresaba de una gira por Europa, un decreto no les permitió ingresar al aeropuerto de Santiago, debiendo comenzar un exilio en Francia.
 
 
 
 
Consagrado en el Viejo Continente y en México, el grupo regresa a Chile en 1988, convirtiéndose en uno de los conjuntos más populares entre la juventud.  Desde entonces Illapu ha reflejado en su discografía y en sus conciertos su sentir respecto a su pueblo, acompañando las luchas de los pueblos originarios y de los estudiantes. Su producción más reciente, aparecida a fines de 2014 en Chile y más recientemente en Argentina, se titula “Con sentido y razón”. A diferencia de otras obras, este disco contiene mayormente obras de otros autores latinoamericanos vertidas con el peculiar estilo de Illapu, demostrando una vez más la calidad y la coherencia que caracterizan al conjunto antofagastino.
El concierto comienza con una canción de Jorge Drexler, Aquellos tiempos, relacionado con tiempos de lucha y de cambio como los que se están viviendo en el Chile de hoy. Paloma ausente, bellísima canción de Violeta Parra, nos introduce al mundo de la recordada artista. El homenaje a su espíritu creativo continúa con Violetas para Violeta, composición de Joaquín Sabina con música de La carta, de la propia Parra.
 
Roberto Márquez
 
Tu propia primavera es una hermosa canción en ritmo saya – caporal escrita por Carlos Elgueta y Roberto Márquez. Le sigue uno de los temas del disco nuevo, la Chacarera del exilio de Raly Barrionuevo. En su búsqueda de una chacarera, a los Illapu no les fue indiferente el título y el contenido de esta obra, con los que se identificaron rápidamente y sin dudar la llevaron al disco. Por su parte, Lejos del amor (1993) es una canción que se mantuvo cuarenta y seis semanas en el ranking de las preferencias radiales en Chile. Ha sido compuesta por Luis Alberto “Pato” Valdivia y Roberto Márquez, y pertenece al disco “En estos días”, galardonado en su país de origen con siete Discos de Platino. Su lírica en apariencia romántica contiene un mensaje que devela la realidad chilena de ese momento.
 
 
Carlos Elgueta
 
Mi niña golondrina es una preciosa poesía de Gabriela Mistral (1889 -1957) musicalizada por Luis Enrique Galdames. Si las bellas palabras de Mistral emocionan, el Manifiesto de Víctor Jara conmueve profundamente por su sentir premonitorio de la larga noche chilena. Illapu logra darle estilo propio a una obra muy difundida respetando su estructura original. Otra obra de Jara, La partida, es recreada con la incorporación de un toyo (zampoña de gran tamaño) interpretado por Luis Galdames; la versión contiene unos acordes del Calambito temucano de Violeta Parra.
Hasta siempre, amor, de Osvaldo Torres, es una canción dedicada a los detenidos desaparecidos. Aun a tantos años de aquellos acontecimientos la obra no deja de ser un desgarrador testimonio del horror vivido en esta parte de América. La canción está interpretada por Roberto Márquez, Carlos Elgueta y Cristián Márquez

Cristián Márquez
 
Amigo es un popular takirari grabado por Illapu en 1977. Su autor es René Careaga Mendoza, compositor boliviano radicado en Argentina. Otro de los temas antiguos es el instrumental Condorcanqui de Roberto Márquez, ambos vertidos magistralmente por el conjunto chileno. El propio Roberto nos habla del imperialismo y los muros que dividen a los pueblos antes de dar a conocer su versión de Sobreviviendo, la canción de Víctor Heredia que no ha perdido vigencia en este mundo convulsionado. Uno de los cambios en el texto dice “…y no puedo olvidarme de Palestina”.
La admiración “por la revolución de Evo Morales” en Bolivia introduce a la interpretación de  Yanapariwayku (Ayúdenos) de la popular compositora e intérprete de ese país Luzmila Carpio. Hermosa versión de Illapu que refuerza el mensaje original en quechua y en español.
 
Luis Galdames
 
Sincero positivo (Luis A. Valdivia y José M. Márquez) es un “huayno que sirve para llamar a la conciencia sobre la lucha contra el SIDA” y pertenece al disco “Multitudes” (1995),  cuyas canciones abordan temas de esa época histórica en Chile y en el mundo. La que sigue es una canción nueva en el repertorio de Illapu y pertenece a Marino Coliqueo, quien junto a su hermano Pablo integra el dúo Che Joven. El mismo se creó en 1997 con la idea de difundir la identidad y la lucha de la Nación Mapuche. La canción elegida se titula Nuestro mensaje, especial exaltación de la vida y el derecho de esta y otras comunidades originarias. Marino y Pablo participan en esta vibrante versión en vivo.
 
 
Pablo (izq.) y Marino Coliqueo
 
Desde Cuba llega El necio, canción compuesta por Silvio Rodríguez en pleno “período especial”. En esta oportunidad Illapu la dedica “a nuestro Presidente mártir Salvador Allende”. Más curiosa resulta la canción Los estudiantes, adaptación de Roberto Márquez del tema de Víctor Jara Móvil Oil Special, que actualiza de esta manera los reclamos de ese sector juvenil de la población frente a las dificultades que enfrenta en estos tiempos. Hacia el final podemos disfrutar de la potente canción Vuelvo para vivir, otro de los grandes éxitos de Illapu tras su retorno a la patria.
 
 


Pablo Ponce
 
El segmento de los bises es también el de la presentación de los músicos. Los jóvenes Pablo Ponce (vientos, voz) y José Luis Contreras (cuerdas, vientos, percusión y voz) se han incorporado recientemente al conjunto,  sumando su talento a la alta exigencia de un conjunto de más de cuarenta años en el mundo del espectáculo. En la batería y percusiones se destaca Sidney Fernandes Silva; los vientos (quena, zampoña, saxo, toyo) están a cargo de Luis Enrique Galdames. En guitarra y canto, Cristián Márqez y en bajo y voz Carlos Elgueta. Charango, guitarra, voz y dirección musical están a cargo de Roberto Márquez.
 
 
José Luis Contreras
 
Las yapas están dadas por las canciones Morena esperanza (Nelly Lemus y R. Márquez), Baila caporal, saya de R. Márquez (instrumental) y el broche de oro que hace levantar al público de sus butacas: nada menos que el Candombe para José (Roberto Ternán), que llevó a Illapu a la cima de la popularidad en los duros años de dictadura.
 
Sidney Silva
 
El disco Con sentido y razón ha sido publicado en Chile y Argentina por el sello Plaza Independencia.
 
 
Sitio oficial:
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario