domingo, 3 de junio de 2012

Recital de Charangoentrío



Sábado 2 de junio de 2012
La Paila
Costa Rica 4848
Buenos Aires

Charangoentrío, el grupo formado por Patricio Sullivan (charango, ronroco), Juan Pablo Gau (guitarra) y Julián de Santis (canto y percusión) nace en 2006 y desarrolla una importante labor de difusión de la música argentina y latinoamericana, principalmente de raíz folklórica y de fusión (con elementos de jazz, rock nacional, milonga, etc.). En esta ocasión podemos escuchar obras interesantes, algunas muy populares y otras poco conocidas, en interpretaciones notables donde se nota la esmerada labor de transcripción musical para adecuar los temas al formato del grupo.

Patricio Sullivan


Juan Falú, uno de los grandes artistas actuales, está presente a través de sus obras De la raíz a la copa y Ututa, que dan aires renovados a la música de proyección folklórica nacional. Urubamba, compuesta por Jorge Milchberg para el grupo del mismo nombre, es una cueca con una estructura musical que destaca cuerdas y percusión, mientras que los vientos son suplidos en esta oportunidad por charango y guitarra.
El primer estreno de la noche es Cholita, compuesta por Patricio Sullivan y cantada por Julián. Es una de las creaciones que formarán parte del segundo disco de Charangoentrío. La partida, de Víctor Jara, se potencia en la conjunción instrumental del grupo, muy completa, pues agrega elementos musicales de gran interés a una obra muy conocida. A partir de este tema el trío deviene en cuarteto gracias a la presencia del bajista Marcelo Desimone. Se destacan logrados arreglos percutivos por parte de Julián de Santis.
Marcelo Desimone


El recorrido musical nos lleva a Brasil: el “choro” Um a zero de Pixinguinha es una lograda recreación en el charango de Patricio Sullivan, al igual que  la Tarantella, anónima del siglo XVII arreglada y popularizada por el grupo chileno Inti-Illimani. Julián aporta un novedoso arreglo en cajón peruano y hacia al final del tema, una suave percusión que no eclipsa las cuerdas. En esta ocasión, los acordes de la bella melodía se funden con el Trío en sol menor para violín, laúd y bajo continuo de Antonio Vivaldi., que exhibe un excelente punteo de Juan y Patricio en sus respectivos instrumentos, sin agregado de percusión.


Juan Gau

Un grato hallazgo es la versión de Zamba de la luna tucumana. Se trata de uno de los poemas inéditos en vida de Atahualpa Yupanqui, que su hijo Roberto cedió a Víctor Heredia para su musicalización. A su vez, Víctor convocó a importantes cantautores de América y España para esta hermosa labor. Pedro Aznar musicalizó uno de los poemas más bonitos de don Atahualpa para lucimiento de la gran Mercedes Sosa. Ella lo grabó para el disco “Yo tengo tantos hermanos. Homenaje a Yupanqui”, en el año 2001. Para mantener el toque intimista de la versión original sólo toca Juan Gau, acompañando el canto de Julián. Patricio se reincorpora al grupo para tocar su propia obra Su niñez me dio un motivo, dedicada a su pequeña hija. El tema comienza suavemente y se va tornando vivaz en un buen coloquio de cuerdas y percusión.


Julián de Santis


El segundo estreno se titula Guarambaré y está inspirado en un viaje de Patricio al Paraguay, donde escuchaba los cálidos sones del arpa. En este tema, aire de polca, el charango imita de manera muy lograda los arpegios de aquel instrumento. Escuchamos un interesante “vuelo” musical y poético en el que Juan secunda a Patricio. Promediando el tema, éste adquiere un especial aire que funde elementos de jazz y flamenco. El músico Lito Vitale se crió en Villa Adelina, suburbio de Buenos Aires. Uno de los colectivos  (ómnibus) que conectan ambos puntos es el 71, al cual Lito le dedicó precisamente su Milonga del 71. Por cierto la milonga es un estilo que “le sienta bien” al grupo. El charango le otorga un ligero aire brasileño que sin embargo no hace perder al tema su identidad de milonga.

Otra agradable sorpresa del grupo es la interpretación de Preciosa dama azul, canción del recordado “Flaco” Luis Alberto Spinetta, grabada en el CD “Fuego gris”, perteneciente a la película del mismo nombre de Pablo César (año 1993). Es una linda transcripción de los acordes del teclado a charango. Julián de Santis se luce una vez más en el canto.


 

El diablo suelto es un vals venezolano creado por Heraclio Fernández (1851-1886) que ha captado la atención de grandes músicos del mundo, desde Jaime Torres hasta el guitarrista John Williams. La versión de Charangoentrío comienza lentamente con los acordes del charango; el ritmo se acelera en velocidad mientras se van sumando el resto de los instrumentos, hasta que --hacia el final-- cobra mayor velocidad. Como artistas de gran formación académica, los integrantes de Charangoentrío nos entregan variedad y calidad. El final es para dos temas del compositor chileno Freddy Torrealba. Cabe destacar que en el país vecino el charango ha tenido un desarrollo esencialmente urbano y muchas de esas originales creaciones son adoptadas de este lado de la cordillera para enriquecer el repertorio de este instrumento. En Puelche, que recuerda a la etnia homónima, se destacan además de las cuerdas las percusiones a través del cajón, el bombo y el platillo. Por último, el bis es para Camino a Potosí, tema que implica una especial destreza para el charanguista. De esta manera finaliza una gran presentación de Charangoentrío para deleite de sus seguidores.

Sitio web:



No hay comentarios:

Publicar un comentario